0155-5550 6676
contacto@azcoaching.com

Mi Compadre y el Coaching

Mi compadre y la muerte II (Parte 15)
4 Jan 2016

15. Mi compadre y la muerte II

/
Posted By

⇒ Buenos días Adolfo, a que frio hace ¿verdad?

⇒ Sí compadre, parece que este invierno será más frio que el anterior.

⇒ Bien, cuéntame de tu tercer encuentro, perdón sesión con la Fría, jajaja.

⇒ Me encanta tu sentido del humor compadre, pues fíjate que yo…

Pensé  que hasta allí habían quedado mis sesiones con Catrina, pera la otra noche, como los espíritus del cuento de navidad de Dickens, se me apareció de nuevo, esta vez en sueños como te había dicho,  y me preguntó.

Adolfo las otras veces me hablaste algo sobre lo que harás, sobre el espíritu del futuro, y cuéntame ¿Qué pasa con el espíritu del pasado? ¿Hay algo pendiente?

Claro que hay cosas pendientes, la primera es agradecer por todo lo que he vivido y vino a mi mente la canción de la gran Violeta, pero con otras palabras y sonó en mi cabeza la melodía:

Gracias a la vida que me ha dado tanto

Me dio dos luceros, Irmita y el Chato

Y en el alto cielo su fondo estrellado

Y en las multitudes la mujer que yo amo.

Gracias a la vida que me ha dado tanto

Me ha dado el lenguaje y el abecedario

Con él las palabras que pienso y declaro, con las distinciones,

Madre, amigo, hermano y luz alumbrando,

La ruta del alma de los que yo amo.

Gracias a la vida que me ha dado tanto, me ha dado mi cuerpo

Y con él la marcha de mis pies cansados

Con ellos anduve ciudades y charcos,

Playas y desiertos montañas y llanos

Y la casa tuya, tu calle y tu patio.

Gracias a la vida que me ha dado tanto

Me dio el corazón que agita su marco

Cuando miro el fruto del cerebro humano,

Cuando miro al bueno tan lejos del malo,

Con la libertad humana de elegir mí bando.

Cuando miro al fondo de sus ojos castaños.

Gracias a la vida que me ha dado tanto

Me ha dado la risa y me ha dado el llanto,

Con las distinciones de  mis emociones,

Así yo distingo dicha de quebranto

Los dos materiales que forman mi canto

El canto de ustedes que es el mismo canto

El canto de todos que es mi propio canto.

Gracias a la vida, gracias a la vida.

Y con estas palabras, de momento, tan solo de momento, me despedí de mi coach Catrina.

⇒ Adolfo cuando empezaste y me dijiste que hablarías de la muerte, pensé que sería algo muy trágico y dramático, pero resulta que no fue así, por lo menos desde mi mirada.

⇒ Compadre, no es fácil, al menos en nuestra cultura, pero creo que debemos aprender a convivir con ella, pues desde que nacemos está a nuestro lado y no se trata de festejar la muerte, sino ver el contraste y festejar LA VIDA.

1 Response

Leave a Reply