0155-5550 6676
contacto@azcoaching.com

Mi Compadre y el Coaching

Mi Compadre y los Milagros II (Parte 13)
milagros-adolfo-torres-coach
15 Jan 2016

13. Mi Compadre y los Milagros II

/
Posted By

⇒ Adolfo en la conversación anterior ya ni te contesté nada para dejar abierta la última pregunta que hiciste, pero como buen aprendiz he estado checando el tema y encontré que las semillas de un destino perfecto están latentes en el interior de cada uno de nosotros.

⇒ Excelente compadre, cierto y poético, diríamos que todos tenemos un potencial enorme que ni siquiera conocemos, el coach nos ayuda a conocer una parte de él y lo más importante a desarrollarla.

⇒ Leí que desde el punto de vista cuántico, todos somos energía y en todo momento tu campo de energía está en contacto con el de todos los demás e influye en él; todos respondemos a esa experiencia.

⇒ Interesante ¿qué más viste?

⇒ Que con cada encuentro intercambiamos información y energía, y cuando nos separamos nos transformamos un poco.

⇒ Pues si compadre, y lo podemos relacionar con lo que hablamos de la escucha recuerdas, si escuchamos con apertura, nos transformamos. Pero sígueme contando.

⇒ Claro, algo que me pareció sumamente interesante y espero que a ti también pues es un poco largo es la descripción que hace sobre el cuerpo humano al explicarnos que  está formado por, aproximadamente, cien mil billones de células, unas mil células por cada estrella de la Vía Láctea. Sólo son necesarias 50 duplicaciones a partir del óvulo fertilizado unicelular para producir esos cien mil billones de células.

La primera duplicación produce dos células; la segunda, cuatro; la tercera, dieciséis; y así continúa. Para la quincuagésima duplicación, cuentas con cien mil billones de células en tu cuerpo y se detiene la duplicación.

Todas las células del cuerpo parten de una sola. Ésta se duplica y se duplica, y en algún momento las células experimentan un proceso de diferenciación.

El cuerpo humano tiene unos 250 tipos diferentes de ellas, desde la célula adiposa, simple y esférica, hasta la nerviosa, fina y ramificada. Los científicos aún no tienen idea de cómo es que una sola célula termina dividiéndose en tantos tipos diferentes de células, capaces de organizarse para formar el estómago, el cerebro, la piel, los dientes y todas las demás partes altamente especializadas del cuerpo.

Además de cumplir su tarea específica en el cuerpo, cada célula realiza millones de cosas cada segundo, sólo para mantenerse en funcionamiento: elaborar proteínas, ajustar la permeabilidad de su membrana y procesar nutrientes, por nombrar algunas. Asimismo, cada una debe saber exactamente qué están haciendo todas las demás, pues de otro modo nos desmoronaríamos.

El cuerpo humano sólo puede funcionar si opera sincrónicamente y esto ocurre a través de la correlación no circunscrita. ¿De qué otro modo podrían 100 trillones de células —cada una haciendo millones de cosas cada segundo— coordinar actividades para sostener a un ser humano viviente? ¿De qué otra manera podría un cuerpo humano generar pensamientos, eliminar toxinas, sonreír a un bebé —o incluso hacer un bebé—, todo al mismo tiempo?

1 Response

  1. Mi estimado ADOLFO sin duda sorprende y maravilla toda esta información, en verdad nos pone alerta de hacer mucho más con todo aquello que tenemos, valorar la fortuna de ser y poder mejorar, alcanzar nuestros sueños

Leave a Reply