0155-5550 6676
contacto@azcoaching.com

Mi Compadre y el Coaching

Mi compadre y el comienzo (parte 16)
4 Feb 2016

16. Mi Compadre y el Comienzo

/
Posted By

⇒(A) Hola compadre ¿cómo vas con tus lecturas de coaching?

⇒(C) Bien Adolfo por cierto algunas personas me han estado preguntado de nuevo que ¿qué es esto del coaching?  Y la verdad me cuesta trabajo hacerme entender, si bien apenas lo  estoy estudiando, no encuentro las palabras.

⇒ (A) Te entiendo compadre a mí me pasa seguido y creo que lo más sencillo es lo mejor, a veces cuando alguien me pregunta qué es el Coaching y pretende que con dos palabras le explique acerca del arte y la magia de esta disciplina, pienso que lo que diga, nunca será suficiente para transmitirle lo que yo he vivido como Coach.

⇒ (C) Y entonces ¿qué haces?

⇒ (A) Les platico mi historia.

⇒ (C) Cuéntame otra vez cómo empezaste.

⇒ (A) Recuerdo cuando comencé  hace unos ocho años,  y me doy cuenta que en ese momento nada de lo que me dijeran podría haberme hecho, siquiera, percibir su grandeza y el lugar al que yo podía acceder.

⇒ (C) Mira si  todo lo que me has platicado, me lo hubiera dicho alguien a quien no le tengo la confianza que a ti  hubiera pensado que todo era simplemente una exageración de alguien que estaba tratando de venderme un curso.

⇒ (A) Compadre por eso cuando quiero que alguien entienda la posibilidad que ésta podría ser la carrera de su vida solo le cuento mi experiencia y le pregunto si está interesado en vivir una experiencia semejante.

⇒ (C) Me consta de que antes de que te metieras en esto, estabas seguro de que tu carrera de Ingeniería Química te hacía sentir que eras más que los otros y que los fracasos que tuviste eran cosa de la suerte o el destino, que simplemente te tocaba esa vida, y que nunca la podrías cambiar.

⇒ (A) Así es para que te digo que no, vivía en la resignación, creía que los sueños eran solo para esas personas que vivían sin tener los pies en la tierra y que los realistas como yo nos teníamos que ocupar de cosas más concretas.

(C) ¿Tuviste días que transcurrían de una forma rutinaria, monótona e insatisfacción?

⇒ (A) Vaya que los tuve, hasta que un día apareció un Coach en mi vida y desperté de un letargo que tenía por años. Pude ver que había una vida nueva, a la que yo podía acceder. Me di cuenta que yo tenía alas para volar hacia mis sueños y mi Coach fue el viento bajo mis alas que yo necesitaba.

⇒ (C) Y fue cuando empezaron los cambios en tu vida.

⇒ (A) Me conoces compadre, primero cambié  en mi forma de ver las cosas, y empecé a cuestionar muchas de mis certezas lo cual me abrió a nuevas posibilidades de acción.

Después mejoré mi comunicación interna, aprendí a conocerme mejor y saber qué era lo que yo quería y desafiarme para establecer y conseguir nueva metas.

⇒ (C) ¿Qué otra cosa conseguiste Adolfo?

⇒ (A) También mejoré mi comunicación con los demás y todas mis relaciones comenzaron a renovarse, con mi pareja, mis hijos, mi madre, en fin con muchos, hasta contigo compadre.

⇒ (C) Nunca me he quejado de nuestra amistad, pero definitivamente se ha fortalecido, además con estas pláticas yo también he comenzado a soñar con imposibles y los he convirtiendo, paso a paso, en realidad.

⇒ (A) También veo esos cambios en ti, entonces te podrás imaginar que después de haber gozado de esa transformación en mi persona, decidí convertirme en Coach para poder transmitir esto a la mayor cantidad posible de personas.

⇒ (C) ¿Si te ha servido a ti, le puede funcionar a otros?

⇒ (A) Tal vez no a todos, pero seguro si a muchos.

Leave a Reply