0155-5550 6676
contacto@azcoaching.com

Mi Compadre y el Coaching

28. Mi Compadre y los Dones II
18 Aug 2017

28. Mi compadre y los dones II

(C) Hola Adolfo, hablábamos de encontrar nuestra pasión, nuestros talentos y el coaching te puede ayudar en eso, ahora ya que lo encuentras habrá que pasar a la acción, pero no siempre es fácil, nos enfrentamos a ciertas condiciones, creo que Echeverría plantea algo de esto.

(A) Así es compadre, los elementos de la acción humana que plantea Rafael Echeverría son dos y los llama condicionantes visibles y ocultos.

Los primeros son de muy fácil reconocimiento ¿cuáles son los factores que inciden en que hagas las cosas como las haces compadre?

(C) Creo que el primero es nuestra predisposición biológica, y tiene que ver con los dones o talentos, es decir es algo con lo que naces, por ejemplo, hay quienes son buenos para la música, otros para el deporte, te decía a mí se me da eso del dibujo y la pintura, desde pequeño hacía retratos de mis compañeros de clase y nunca estudié para eso.

(A) Dios o la madre naturaleza distribuye esos talentos de forma desigual, pero concuerdo en que cada uno tenemos nuestros talentos y hay que desarrollarlos, siendo conscientes de que solo podemos hacer lo que la biología nos permite.

(C) Otro factor es nuestra capacidad de aprender, de adquirir nuevas competencias, tenemos una capacidad enorme de aprendizaje debido básicamente a la plasticidad de nuestro sistema nervioso. Y hay más de momento no recuerdo…

(A) Otro factor serían las herramientas compadre, los instrumentos, la tecnología que utilizamos teniendo un mismo nivel de competencia, por ejemplo, estoy reparando mi auto y necesito quitar una tuerca, uso una pinza y no puedo, entonces la cambio por una llave stilson y la aflojo con facilidad, no aprendí nada sólo cambié la herramienta.

(C) Me acordé de otro compadre, la motivación, los factores emocionales que acompañan mi desenvolvimiento, según la motivación o la emoción con la que trabaje, mis resultados van a ser diferentes.

(A) Bien compadre para terminar, como quinto elemento está lo que Echeverría llama “nuestras habituales particularidades”

(C) ¿Qué es eso compadre?

(A) Que cada uno hacemos lo que hacemos a nuestra manera, muchos podemos estar haciendo lo mismo, pero como dice la canción de Paul Anka genialmente interpretada por Sinatra: “viaje y disfrute no sé si más que otro cualquiera, si bien todo esto fue a mi manera”.

Ninguno caminamos igual, hablamos igual, no nos sentamos igual por dar solo unos ejemplos muy simples. Hacemos lo que hacemos de acuerdo con ciertas habitualidades que recurrentemente repetimos es “nuestra forma de hacer las cosas” e impacta en los resultados que tenemos.

(C) Bueno y a que viene todo esto compadre.

(A) A que hay ocasiones en que queremos hacer algo y no podemos, no “nos sale” a pesar de que aprendemos nuevas competencias, cambiamos nuestras herramientas y hasta lo hacemos de “otra manera” los resultados que esperamos no se nos dan. Y sentimos que tenemos un límite que no podemos cruzar. ¿te ha pasado alguna vez compadre?

(C) Claro, que me ha pasado y me pasa. Hay cosas que pienso que no puedo conseguir, que me son imposibles y algunas personas me dicen que me falta motivación ¿me falta motivación? No es eso, yo daría cualquier cosa por mejorar la relación con mi hijo, pues lo amo más que a nadie, pero he intentado mil cosas y no me funcionan, estoy limitado.

(A) ¿Será que hay algo que no has visto? ¿Qué está más allá de los condicionantes visibles?

(C) Veo por donde vas, si no es visible entonces es uno de esos condicionantes ocultos, pero ¿cuáles son y cómo los puedo ver?

(A) Son dos, el observador que somos y el sistema o los sistemas a los que pertenecemos y para verlos requieres de la ayuda de alguien más, idealmente de un Coach Ontológico.

(C) Recuerdo de otra charla que el observador es la forma en que hacemos sentido de lo que está pasando, la manera en que interpretamos la situación, la manera en que formulamos el problema.

(A) Así es compadre y hay cosas que no podrás conseguir a menos que modifiques el observador que estas siendo y en ocasiones que también cambies el sistema en el que te encuentras.

(C) Entonces tengo que plantearme el problema desde otra perspectiva, ver las cosas, en este caso la relación con mi hijo desde otro punto de vista, tal vez tratar de verlo como él lo ve y al mismo tiempo cambiar la dinámica familiar, la forma en que nos comunicamos, en que nos relacionamos ¿esto último sería el sistema?

(A) Si compadre, esto que mencionas es el inicio para la transformación, para conseguir resultados diferentes.

Leave a Reply